¿Por qué demandan a las ciudades capitales?