¡El nombre de tu mascota NO es una contraseña segura!